© Copyright 2018
Helen Bohorquez

Quiara Alegría Hudes

Artículo originalmente publicado en Impacto Latin News.

Entrevista con Quiara Alegría Hudes

Ganadora del Premio Pulitzer de Drama por su obra “Water by the Spoonful”

Quiara Alegría HughesNueva York (ILN).- Reconocida después de escribir el libro detrás del exitoso musical de Broadway “In the Heights”, la dramaturga Quiara Alegría Hudes nos presenta “Water by the Spoonful”, la segunda parte de su trilogía teatral Elliot, donde narra la historia del puertorriqueño Elliot Ruiz, un joven veterano de la guerra de Irak que tras ser herido en combate, vuelve a los Estados Unidos para afrontar desafíos personales y sociales mientras pasa por un imprevisible proceso de madurez.

Por esta obra, Alegría Hudes, de 35 años, recibió el Pulitzer de Drama (Teatro) 2012, considerado el  premio mas prestigioso entregado a obras publicadas en los Estados Unidos. Medios de todo el país, como el New York Times, el Philadelphia Inquirer y el Oregonian han resaltado las virtudes como escritora de Alegría Hudes, quien nació en Filadelfia, de madre puertorriqueña y padre judío.

En entrevista exclusiva para Impacto, Hudes nos habla de su inspiración como dramaturga; que sintió al ganar el Pulitzer y lo que significa ejemplificar la comunidad latina tanto en sus obras como en la vida real.

¿Qué te inspiró a convertirte en dramaturga?

Muchas, muchas cosas. Yo estudie para ser músico y compositora y a pesar que no terminé siendo ninguna de las dos, siento que de alguna manera la escritura y la parte creativa siempre han sido parte de mi inspiración. Sin embargo, una de las cosas es el haber venido de una familia humilde pero llena de historias que a mi me encantaba escuchar. En cierto punto de mi vida me di cuenta que tenía toda esta biblioteca de historias en mi cabeza y que jamás las había incorporado a un libro, así que simplemente traté de escribirlas.

Se que tu mamá tuvo que ver mucho con eso, cuéntanos un poco al respecto.

Así es, eso fue en una época en la que mi abuela estaba envejeciendo muy rápido; pensábamos incluso que tal vez no estaría con nosotros por mucho mas tiempo. Mi mamá entró en una especie de pánico ya que mi abuela tenia todas estas anécdotas llenas de historia acerca de Puerto Rico y de su llegada a Philadelphia. Sin embargo mi abuela no hablaba inglés, y aunque yo estaba en la universidad, mi mamá me impulsó a entrevistarla y a escribir todas sus historias. Era una forma de no perder nuestra historia, y no solo desde la perspectiva latina sino también americana, ya que estamos hablando de cientos de personas que dejaron la isla para llegar a Philadelphia durante varias décadas. Que mi madre me inculcara esa pasión por preservar nuestra historia terminó convirtiéndose en un hábito.

¿Cómo fue tu experiencia escribiendo el libro para el musical “In the Heights”?

Fue maravilloso y muy divertido porque fue lo primero que empecé a escribir cuando llegué a Nueva York. Al mudarme aquí en el 2004, extrañaba mucho Philadelphia que fue donde nací y crecí; sin embargo, cuando empecé a colaborar con Lin-Manuel Miranda, el me llevó alrededor de todo Washington Heights. Fue una manera estupenda de conocer la ciudad y ver todas las cosas que la comunidad latina tenia en común con Philadelphia.

Lo que quisimos hacer fue capturar la temperatura de la comunidad y ser parte de ella. Encontrar lo que ambos amábamos. Sentir como nuestros vecinos se convierten en parte de nuestra familia, de una manera que no se ve en otras comunidades.

El musical explora mucho lo que es la comunidad Dominicana Americana, ¿temes que te definan como una “dramaturga hispana” y no solamente como dramaturga?

No le temo, por lo contrario, lo adopto. Que me digan que soy una dramaturga latina o hispana esta bien, pero es solo una cara de la moneda. Muchos de los actores en mis obras son de diferentes lugares del mundo, eso significa que mis obras no son solo acerca de la familia latina, sino también de la familia americana. Yo pertenezco a ambos mundos y siempre trato de retratar esas experiencias en mis obras.

¿Cuéntanos un poco sobre la Trilogía de Elliot, de donde surgió la idea?

El protagonista principal es Elliot Ruiz, quien es mi primo en la vida real.

Elliot tenia 17 años y recién se había graduado cuando se unió a los Marines. Viajó a Irak y de allí salió herido. La combinación de su maravillosa personalidad y las circunstancias que tuvo que atravesar fueron mi inspiración para escribir “Elliot, a Soldier’s Fugue”. Esa fue mi primera obra que se estrenó en Nueva York, y ahí me di cuenta que la obra podría abarcar muchas otras cosas, incluyendo la historia de un joven hombre Americano tratando de alcanzar la madurez . Cada obra, “Water by the Spoonful” y “The Happiest Song Plays Last” relata diferentes etapas en la vida de este hombre.

Ganaste el Premio Pulitzer de Drama por “Water by the Spoonful”, ¿esperaste alguna vez obtener un reconocimiento tan importante?

No, me sorprendió en lo absoluto. Pensé que era un sueño. De hecho, cuando “In the Heights” estaba en Broadway, una de las preguntas que me hacían mucho era: ¿es tu sueño estar en Broadway?”. Pero nunca pensé estar en Broadway, yo estaba muy feliz de ser parte de todo eso. Uno de mis sueños era escribir algo que fuese reconocido de manera literaria. Así que cuando me dijeron lo del premio Pulitzer, fue de verdad un sueño hecho realidad. Jamás olvidaré ese momento.

¿Porqué debe le gente ver  “Water by the Spoonful?

Yo creo que es una obra que tiene mucho significado, incluso en esta temporada navideña. Es una historia sobre la familia en la que naces, y aquella que tu escoges, como tus amigos, tu comunidad. Ver como nos cuidamos los uno a los otros y las cosas que hacemos para tratar de mantenernos juntos. Siento que es una historia universal, con la cual muchas personas se pueden relacionar. Y aunque tiene muchos toques dramáticos y emocionalmente difíciles, creo que al final se debe tomar desde el punto de vista de la esperanza. Eso es lo que la hace especial.

¿Cuales son tus planes para el 2013?

Bueno, la tercera parte de la trilogía, “The Happiest Song Plays Last”, se estrenará en abril en el Goodman Theatre de Chicago, el cual tiene una riqueza histórica impresionante. Así que estoy muy emocionada de trabajar en esta obra allí. Con suerte, podremos traerla a Nueva York en el 2014.

 



Leave a comment